1 dic. 2014

viviendas de protección pública _ CENTCELLES III

disciplina de trabajo =
concepción proyectual + conciencia constructiva



situación: C/ FRANCOLÍ,  21  urb. SAN SALVADOR - TARRAGONA
arquitectos: AGUILERA|GUERRERO

aparejador: ANTON ARMENGOL TUA
promotor: SERVEI MUNICIPAL DE L'HABITATGE I ACTUACIONS URBANES
constructor: GULINVES SL  
superficie construida:
obra: 2007 - 2009
fotografo: PEPO SEGURA


















El conjunto residencial Centcelles, se construye en un solar flanqueado por una trama de viviendas unifamiliares  y por la carretera N240 que atraviesa el barrio de Sant Salvador.
Consta de tres actuaciones realizadas en tres fases distintas, temporal y proyectualmente.
Las dos primeras, configuran el perímetro del cuadrilátero irregular del  solar y son muy diferenciadas desde el punto de vista formal - volumétrico.
El edificio que nos ocupa, pertenece a la última fase y cierra la  teórica manzana urbana, agotando la edificabilidad y ocupación permitida por el planeamiento y sobrante de las actuaciones anteriores.
Desde el inicio, las reflexiones en torno a la solución arquitectónica han pretendido establecer un acuerdo entre la singular topografía existente y el entorno construido.
Una lectura atenta del SITIO, topografía, orientaciones, vistas, vacío urbano, alineaciones, volumetrías y composiciones,… etc. nos han dado los esquemas iniciales para la definición formal del proyecto, que por su privilegiada posición,  siempre pensamos que debería ejercer de ARTICULADOR del lugar y, por consiguiente, ser una una pieza rotunda que intentase conciliar las relaciones entre los volúmenes edificados y su entorno.
Las relaciones visuales entre el objeto  y el observador  han de permitir establecer un juego de volúmenes capaz de difuminar las diferencias entre las piezas y su relación con la trama   urbana  existente. Se construye así un entramado de relaciones que nos ayudan a darle una cierta “legalidad formal” al proyecto.
El nuevo edificio se retira del perímetro curvo del solar, se  agrupa en su centro en forma de “ L”, toma diferentes alturas formando una figura plástica coherente, se dispone como fondo del espacio público generado y ofrece una continuidad visual con el entorno.
La topografía del solar, se convierte   también en mecanismo de  articulación, disponiendo entradas diferentes a cada nivel, y fusionando el edificio con el sitio.
Los locales comerciales en la planta baja actúan a modo de basamento sobre el que se apoya o “posa” el edificio y remarcan el carácter público del espacio generado ante él.
El paso de la forma abstracta, fruto de la reflexión proyectual, a la forma construida, resultado de la presencia física de los materiales,  es la que finalmente da la cualidad visual al edificio que se concreta  y singulariza cuando la sometemos a los requerimientos de su propia materialización y construcción.
Esa figura plástica, se materializa en una envolvente continua  que nos garantiza  una visión clara y unitaria del edificio, pero que se especializa,  al atender las diversas situaciones programáticas del edificio  y de la vivienda.
Finalmente, la envolvente se recorta y desaparece,  para abrirse a las mejores vistas y orientaciones, dejando  visible en su interior  ese espacio envuelto, solidificado y materializado donde se dibujan unas oberturas seriadas y moduladas de las viviendas.
Las múltiples relaciones que interactúan con el objeto arquitectónico, implícitamente  ordenan  y organizan un programa estándar en su interior, de vivienda VPO, bastante estricto en  su definición programática y dimensional.
El sistema de organización adoptado, resuelve de manera homogénea el programa VPO  con tres dormitorios, permitiendo la composición de las diferentes unidades a partir de la repetición de piezas de dimensiones fijas (salón-comedor, dormitorio y baño).

MEMORIA INVESTIGACIÓN
disciplina de trabajo =
concepción proyectual + conciencia constructiva

El principal objetivo investigador que nos propusimos en este proyecto fue materializar constructivamente esa envolvente de la que hablábamos al definir la formalidad del objeto arquitectónico.
Una envolvente, continua y especializada, capaz de aportar la calidad técnica requerida y la cualidad formal proyectada. Al tratarse de un edificio aislado, la solución debería responder satisfactoriamente a todas las orientaciones.
Pensamos en poder reunir en una misma solución constructiva la versatilidad y variedad de materiales que aporta una fachada ventilada, con el incremento de inercia térmica y ahorro de la capa aislante proporcionado por una fachada monohoja de termoarcilla en todo el conjunto.
La materialización de la envolvente requería un elemento susceptible de tener textura, capaz de permitir cierta permeabilidad a la vista y al aire, sin juntas aparentes y finalmente con características policromáticas que produjeran efectos ópticos diferentes según el ángulo de visión y la incidencia del sol y evidentemente servir de protección impermeable.

La hoja portante interior, no sólo debía asumir las funciones de soporte de la subestructura de la hoja exterior sino tener un alto grado de inercia y aislamiento térmico. Esto lo conseguíamos mediante un cerramiento cerámico de termoarcilla, con lo que nos ahorrábamos parte del aislamiento térmico requerido en otras soluciones de fachada ventilada y conseguíamos tener un cerramiento base común en todo el edificio, tan sólo con diferencias en el espesor de la pieza base según su posición y orientación. Indirectamente estábamos introduciendo un cierto grado de prefabricación e industrialización en alguna de las soluciones constructivas, dentro del marco presupuestario estricto de una promoción de vivienda protegida.

El resultado final es una doble solución de fachada, por una lado para la envolvente general del edificio, una ventilada con acabado de panel metálico minionda de color, una hoja interior de termoarcilla24 y una capa aislante de 30mm, y por otro, una cerámica revestida, para aquellas zonas donde desaparece la primera por motivos formales, un cerramiento monohoja de termoarcilla29 revestido de estuco. Además, esta parte de fachada se retrasa respecto del perímetro definido por la envolvente metálica, con un doble objetivo técnico-compositivo.
El objetivo técnico, provocar un plano de sombra sobre la misma que nos proteja en las orientaciones más soleadas, sur/suroeste.
El objetivo compositivo, evidenciar el espacio envuelto, el espacio vacío que se solidifica en un material, en palabras de Oteiza la definición de vacíos por desocupación del espacio”.




PUBLICACIONES:















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...